¿En qué consiste el proyecto?

¿En qué consiste el proyecto?

El grupo operativo INNOQUESAR ha desarrollado un conjunto de herramientas tecnológicas que permitan recoger en una única plataforma todos los aspectos de trazabilidad demandados por los organismos oficiales de control. De esta forma, se llevará a cabo un diagnóstico pormenorizado de la cadena de producción y distribución de los quesos asturianos.

Concretamente, de los que pertenecen a las DOP Cabrales, Casín, Gamonéu y Afuega’l
Pitu, a la IGP de los Beyos y a los vinculados a la Asociación de Queseros
Artesanos de Asturias
.

La plataforma de INNOQUESAR mejorará la competitividad de las micropymes que conforman el sector quesero en Asturias y facilitará las labores de inspección por parte de la propia Administración del Principado de Asturias. Asimismo, la legislación actual sobre trazabilidad agroalimentaria exige un gran control en la cadena de producción de los alimentos destinados al consumo humano para que si se produce una alarma sanitaria, se retiren del mercado los alimentos que pudieran haber resultado contaminados en un breve plazo de tiempo. Las pequeñas empresas que producen queso en Asturias, en su mayoría familiares o con menos de 4 trabajadores, suelen llevar este control en formato papel o solamente con el apoyo de herramientas ofimáticas, con las limitaciones que esto conlleva.

Parte de este control exhaustivo de la producción, es la lectura regular de las temperaturas, humedades y condiciones en las que el queso se produce, se madura o se almacena. Es necesario controlar y anotar estos datos diariamente y además, para la correcta conservación y almacenamiento tanto de la leche, como de los quesos, las condiciones deben ser controladas y estables.

Debido a la ubicación de las queserías, en muchas ocasiones aisladas, los productores deben desplazarse para controlar estos valores, y verificar que todo esté correcto, aunque no vayan a elaborar o producir ese día. El proyecto contempla también la instalación de sensores que controlen estos valores automáticamente, incorporando esta información al programa informático, y pudiendo, incluso, alertar al artesano si se produce una variación de estos valores que pueda deteriorar el producto.

Estos avances tecnológicos de la Industria 4.0 permitirán lograr otros objetivos estratégicos como el de promover un sector de producción agroalimentario más eficiente, económicamente viable, productivo y competitivo. Se reducirá, asimismo, la brecha digital existente entre las pymes y micropymes y las grandes compañías del sector y permitirá a las empresas del medio rural mejorar su posición en el mercado autonómico, nacional e, incluso, internacional.

Promover un sector de producción agroalimentario más eficiente, económicamente viable, productivo y competitivo.

Deja una respuesta